Todo lo que necesitas saber sobre el Síntoma de la boca urente

Síntoma de la boca urente

El síndrome de la boca urente es una afección que puede llegar a ser muy dolorosa, su principal característica es un ardor continuo en la cavidad bucal, especialmente en la zona de la lengua.

Tanto las causas como los síntomas del síndrome de la boca urente son diversos, en ocasiones incluso puede ser difícil determinar si se trata o no de este síndrome o de otro. Algunos de los detalles de esta afección que deberás conocer son los siguientes.

¿Cuáles son las causas del síndrome de la boca urente?

Como te comentábamos, dada la naturaleza del síndrome en cuestión puede ser complejo determinar si estás padeciendo de este o de otra afección con indicios similares.

La causa principal del síndrome de la boca urente o ardiente está relacionada con problemas de los nervios sensoriales y problemas del gusto, no obstante también puede derivar de afecciones secundarias entre las que destacan:

  • Xerostomía o sequedad bucal.
  • Bruxismo o el hábito continuo de morderse la lengua.
  • Candidiasis oral, lengua geográfica y otra serie de afecciones comunes en la lengua.
  • El uso de productos bucales que pueden resultar abrasivos, por ejemplo, enjuagues bucales, pastas dentales, incluso el hecho de que cepilles la lengua con fuera excesiva o hagas uso indebido del raspador lingual puede desencadenar dicha afecciona.
  • Los tratamientos de ortodoncias e incluso el uso de algunas prótesis dentales pueden llevar a generar una irritación de la lengua.

Otras causas del síndrome de la boca urente son:

  • El consumo de ciertos alimentos como las bebidas carbonatadas, alimentos picantes, consumo excesivo de alcohol, entre otros.
  • Deficiencia de zinc y anemia.
  • Reflujo.
  • Diabetes, hipotiroidismo y demás trastornos endocrinos.
  • Ansiedad, estrés y otros factores psicológicos.
  • Vicios como el tabaquismo.
  • Reacción a fármacos utilizados para la presión arterial.

¿Quiénes son más propensos a padecer este síndrome?

Debes saber que el síndrome de la boca urente no es muy común, es decir, solo un pequeño grupo de personas puede llegar a padecerlo, pero parte de la población más vulnerable son las mujeres mayores de 55 años, las postmenopáusicas.

Algunos adultos jóvenes también son propensos a esta afección, aquellos con edades comprendidas entre 30 y 40 años.

Síntomas comunes del síndrome de la boca urente

Algunos de los síntomas que pueden dar un indicio de que padeces del síndrome de la boca urente son:

  • La sensación de quemaduras en la boca es uno de los síntomas más comunes, de allí deriva su nombre, las personas experimentarán un ardor continuo principalmente en la boca, pero también en la garganta, labios, encías y más.
  • Gusto amargo o metálico.
  • En algunos casos la persona tiende a perder el gusto.
  • Entumecimiento de la boca, puedes llegar a experimentar una sensación de hormigueo.

Las personas que padecen del síndrome de la boca urente pueden tener episodios más críticos a primeras horas de la mañana y en algunos casos pueden agravarse a medida que el día transcurre. En algunos se presenta de forma intermitente y en otros se desarrollará por episodios.

¿Cuál es el tratamiento para el síndrome de la boca urente?

Son pocos los tratamientos disponibles para aliviar los síntomas de la boca urente, no obstante, en caso de que comiences a padecer algunos indicios de esta afección, te recomendamos que:

  • Comiences con dar con la raíz del problema, es decir, deberás determinar con ayuda de un especialista en caso de ser necesario, qué es lo que está generando el síndrome de la boca urente, si es una enfermedad subyacente o si se trata de un efecto secundario de un tratamiento, medicamento.
  • Es importante evitar los factores de riesgo, aunque la edad es algo que no puedes evitar, que vendría siendo un factor de riesgo de la afección, hay muchos otros que sí puedes tener bajo control.

Vicios como el tabaquismo, consumo excesivo de café, el consumo continuo de bebidas carbonatadas, de alimentos ácidos y más. Todo esto es algo que deberás mantener a raya.

  • En caso de que la causa del problema sean afecciones como la Xerostomía, es recomendable que estimules la secreción de saliva, hay una variedad de productos que un especialista te podrá recomendar.

Pero por lo general se elaboran a base de ácido málico y xilitol, destinados favorecer la producción de saliva y mantener la boca hidratada.

Tratamientos farmacológicos

El uso de anestésicos locales puede ser muy efectivo para aliviar los síntomas comunes de la boca ardiente, por ello es importante que acudas a un especialista tan pronto comiences a padecer los síntomas.

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
WhatsApp