Problemas de salud dental derivados del tabaco

Problemas de salud dental derivados del tabaco

El tabaquismo es un vicio que no trae consigo nada positivo, además de causar enfermedades mortales como el cáncer de pulmón, razón suficiente para mantenerse alejado de dicho vicio. También puede ser el desencadenante de una variedad de afecciones dentales.

Sí, fumar le traerá consecuencias a tus dientes, siendo el problema más leve el mal aliento, llegando a generar otros más complicados como la periodontitis.

Dientes manchados

Aunque esto solo pude parecerte un problema estético, va mucho más allá, ya sean dientes naturales o prótesis, puedes tener la certeza de que tus dientes terminarán por mancharse cuando eres fumador.

Pero el tabaco también genera pequeñas rugosidades sobre la superficie de los dientes, esto llevará a que la placa bacteriana se acumule con mayor facilidad, lo que repercutirá en la salud dental en general.

Caries

Si la placa bacteriana comienza a acumularse en mayores cantidades, entonces tus dientes serán más vulnerables a afecciones como las caries. Que si bien son una enfermedad dental muy común, la realidad es que nadie quiere padecerlas.

Los fumadores suelen experimentar afecciones denominadas xerostomía, esto implica que su producción de saliva se disminuye, lo que termina de crear el ambiente propicio para las caries.

El tabaquismo y la enfermedad periodontal

Como te comentábamos una de las afecciones más graves que son producidas por vicios como el tabaquismo es la periodontitis. Como expertos podemos asegurarte que al fumar estarás aumentando en más de un 20% las probabilidades de sufrir alguna enfermedad periodontal.

Y es que en resumen el cigarrillo afectará de tal manera la salud de tus encías, que incluso pueden llevar a que experimentes una afección denominada retracción de las encías.

Perimplantitis

Actualmente son muchas las personas que cuentan con prótesis dentales y cuando fuman comprometen la integridad de estas. Aunque son más los casos de éxitos que de fracasos cuando se trata de los implantes dentales, cuando el paciente fuma tiene mayores probabilidades de que el tratamiento sea rechazado, las razones de que esto ocurra son:

  1. Los fumadores tienen mayores probabilidades de padecer infecciones tras la cirugía de implante dental, esto llevará a que el procedimiento sea rechazado.
  2. Aunque los implantes se hayan ajustado a la perfección a la prótesis, el tabaquismo puede llevar a que la encía supure, que se desarrollen problemas de pérdida de hueso en las piezas dentales, lo que se traducirá en el desarrollo de la afección denominada Perimplantitis.

Finalmente y quizás una de las consecuencias del tabaquismo más conocidas, está el cáncer bucal, ahora que sabes parte de las consecuencias de este vicio, qué esperas para erradicarlo de tu vida.

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
WhatsApp