Gingivitis y periodontitis ¿Cuál es la diferencia?

Gingivitis y periodontitis ¿Cuál es la diferencia?

La gingivitis y la periodontitis son afecciones dentales que tiene en común el hecho de que ambas se producen en las encías, se manifiestan con una inflamación en esta zona, pero, una es más grave que otra, además de que tienen tratamientos diferentes.

Estas enfermedades dentales son más comunes de lo que deberían, te daremos algunos detalles, conociéndolas, podrás prevenirlas con mayor efectividad.

¿En qué se diferencian la Gingivitis y la periodontitis?

La principal diferencia de ambas afecciones dentales es la gravedad de la misma, la gingivitis es básicamente la primera etapa de la periodontitis, que comienza con una inflamación de las encías, pero, que una vez tratada puede prevenir la pérdida de las piezas dentales.

Mientras que con la periodontitis no solo las encías se inflaman, sino que también se ven afectados los tejidos del periodonto, el hueso alveolar, lo que en casi la totalidad de los casos termina con la pérdida de una o más piezas dentales.

Síntomas de la gingivitis y la periodontitis

La mejor forma de saber si padeces de una de estas enfermedades dentales es reconociendo sus síntomas:

Entre los síntomas más comunes de la Gingivitis podemos destacar:

  • Inflamación, enrojecimiento y dolor en las encías.
  • Sangrado al cepillarse, debido a la inflamación de las encías están pueden sangrar mientras te cepillas.

Mientras que los síntomas más importantes en pacientes con periodontitis podemos mencionar:

  • Encías rojas e inflamadas.
  • Mal aliento.
  • Retracción de las encías, puedes notar que tus dientes son más largos, esto es gracias a que la encía se retrae.
  • Dolor al morder.
  • Dientes flojos y pérdida de alginas piezas.

¿Cuál es el tratamiento para la gingivitis y la periodontitis?

Con cualquiera de estas enfermedades la prevención es la clave, una rutina de higiene dental adecuada, en la que se incluyan enjuague bucal y limpieza interdental bastará para mantener los dientes protegidos, pero, una vez que la afección se presenta la mejor forma de tratarla es:

  • En el caso de la gingivitis se suelen hacer limpiezas dentales con el objetivo de eliminar el sarro acumulado y ayudar a que la inflamación de las encías desaparezca.
  • Con la periodontitis todo es más complejo, ya que, si bien una limpieza puede ser el primer paso, no bastará, en estos casos el curetaje dental puede ser una mejor opción, o un alisado radicular. Pero, cuando el hueso está afectado el tratamiento serán necesarias medidas más radicales.

Es importante que ante cualquier problema o inflamación de las encías acudas de inmediato a tu dentista.

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
WhatsApp